Editorial julio 7, 2019

Enfoque del Foro Mundial

En 2016, la Asamblea General de las Naciones Unidas y el Consejo de Seguridad aprobaron la resolución denominada “Paz Sostenible”, con un nuevo enfoque que apunta a reforzar significativamente el esfuerzo internacional para prevenir, trabajar conjuntamente y unir esfuerzos frente a la ola de conflictos que se están desarrollando en todo el mundo. 

El concepto se inscribió bajo el paraguas de la Agenda 2030 y fue respaldado por los 17 ODS. La resolución reconoce que no puede haber desarrollo sostenible sin paz, ni paz sin desarrollo sostenible. Además, contiene un marco de resultados compartido centrado en las personas, y que abarca el nexo entre la consolidación de la paz, el desarrollo y la ayuda humanitaria, que puede utilizarse para reforzar el enfoque de la paz sostenible y alinearlo con la agenda más completa de los ODS. 

La paz debe entenderse, en términos generales, como un objetivo y un proceso para construir una visión común de una sociedad, asegurando que se tengan en cuenta las necesidades de todos los segmentos de la población, y abarcando actividades dirigidas a prevenir el brote, la escalada, la continuación y la recurrencia del conflicto. Es una tarea y una responsabilidad compartidas de los gobiernos y todos los demás interesados locales y nacionales, incluida la sociedad civil. 

Por su parte, el concepto de “paz sostenible” está fuertemente relacionado con la buena gobernanza. Asegurar una gobernabilidad local efectiva es clave para reducir las desigualdades, mejorar las relaciones entre las personas y las instituciones públicas y promover la paz en los entornos rurales y urbanos.

Como resultados de las primeras dos ediciones del Foro realizadas en 2017 y 2018, se produjo una agenda pública para facilitar la construcción del enfoque de ciudades de convivencia y paz. Esta agenda, que pueden consultar aquí, ha buscado poner en marcha políticas públicas y alianzas territoriales para salvar vidas y hacer de nuestras ciudades hogares para ser felices, contemplando medidas como:

  • Luchar contra las violencias interpersonales;
  • Defender la ciudad frente a la guerra;
  • Prevenir y combatir los extremismos violentos;
  • Combatir el racismo, la xenofobia y otras formas conexas de intolerancia;
  • Incorporar el hecho migratorio;
  • Luchar contra el crimen organizado;
  • Prevenir y combatir la corrupción;
  • Luchar contra la violencia hacia las mujeres;
  • Garantizar el derecho a la ciudad.